Análisis Científico, Trazabilidad e Investigación de Obras de Arte

Espectroscopia Raman - Actio arte y ciencia

Analisis molecular no destructivo - Espectroscopia Raman

 

La espectroscopia Raman es una técnica de análisis molecular no destructiva que, sin extracción de muestras, permite la identificación directa de los materiales pictóricos que componen una obra y se basa, principalmente, en enfocar un láser sobre la zona en cuestión y recolectar y detectar la luz reemitida o dispersada por aquélla. De este modo se obtiene un espectro, denominado espectro Raman, que es, como si de una huella dactilar se tratase, característico del material iluminado por el láser. Este espectro Raman obtenido se compara con los que tenemos almacenados en una base de datos y que pertenecen a materiales pictóricos patrones previamente analizados. Esta comparación permite la identificación del material pictórico correspondiente al espectro Raman obtenido (figura 1).

raman_2

 

Figura 1. Identificación de un pigmento desconocido a partir de la comparación de su espectro Raman con uno almacenado en una base de datos de materiales pictóricos patrones.

comp

 

Figura 2. Equipo Raman utilizado en el análisis de las obras.

 

El equipo de espectroscopía Raman utilizado es un modelo Induram de la casa Jobin Yvon (Grupo Horiba).

En la figura 2 se muestra el diagrama de bloques del sistema utilizado para el análisis de las obras. A grandes rasgos, su funcionamiento es como sigue. Consta de tres fuentes de luz monocromática intercambiables (láser de He-Ne a 632,8 nm, láser de Ar a 514,4 nm y láser semiconductor I.R. a 785 nm) cuya salida es guiada a través de la fibra óptica de excitación. El objetivo del cabezal óptico es focalizar esta luz en la zona que se desea analizar y recoger la luz dispersada (señal Raman) por la fibra colectora. Esta fibra guía la luz dispersada hasta el monocromador donde es separada espacial y espectralmente. El detector CCD realiza la conversión de intensidad óptica en intensidad eléctrica, recoge el espectro y remite la información al ordenador, el cual se encarga, además, de controlar el resto del equipo.